lunes, 9 de febrero de 2009

Hoy me mojé

[Introducción.- temporal, colegios cerrados, flota amarrada. Arrecia el viento y llueve. Salgo a mediodía del trabajo y voy por una carretera secundaria a través del monte, un "atajo", y... pincho una rueda. ¿Mala suerte?, a quinientos metros en un cruce, más o menos a la misma hora, un grave accidente con varios coches implicados. ¿Suerte? dejémoslo en casualidades. Fin de la introducción]

Hoy he pinchado una rueda, y traigo pruebas.



Y me he visto en una situación, afortunadamente cada vez menos habitual. Pero hoy había temporal y bajo la lluvia, el viento, en medio de la nada... Decido intentar cambiar la rueda. De inicio he de aclarar que SI se cambiar una rueda, y que lo he hecho alguna vez previamente. Aunque si lo sé hacer es porque me he visto en esta situación y alguien me ha enseñado. Todos los coches traen lo necesario para cambiar una rueda, pero no recuerdo que enseñaran nada en la autoescuela... ¿como coño se supone que vas a saber que hacer si nadie te enseña?

Allí estaba yo con este material...




Lluvia, viento. Y el coche en cuesta. No encuentro nada para hacer cuña por si se me va. ¿Y que mierdecilla de gato trae el coche? ¿Y la llave para las tuercas? Si en el taller te las aprietan con unos aparatos eléctricos enormes...
Pasa un familiar en coche y me voy con él; por la tarde vuelvo con un mecánico de un taller cercano.

Trae un gato hidráulico de más de un metro de largo, y para las tuercas una máquina eléctrica de la hostia (con la que tuvo problemas de lo apretadas que estaban). ¿Qué se supone que iba a hacer yo con el material que trae el coche, si a un profesional con buenas herramientas le costó lo suyo?
Menos mal que ahora casi todos los seguros incluyen los cambios de ruedas, porque es, sinceramente, un coñazo.

11 comentarios:

a vermella dijo...

jo, k mala pata, en un día tan espantoso k se te pinche la rueda.
No vale el comodín de k me la cambien los mecánicos, uno se tiene k apañar con esas herramientas infernales k traen los coches y esperar a k te pare una chica guapa para prestarte un poco de ayuda.

tekilita dijo...

Estimado Pipeiro. Eso no es mala suerte, sino la única ley de la naturaleza que nunca falla: la de Murphy.
Y no lo digo porque yo hace una semana, justo al empezar el p. ciclón Klaus, pinché una rueda por primera vez tras 10 años, y en cuesta, sino porque cuanto peor es el tiempo, más coches ves tirados en las cunetas con las luces de emergencia puestas, y no, la lluvia no avería automóviles de por sí.

Cuando me saqué el carnet de conducir, mi padre me hizo quitar y poner las cuatro ruedas del coche:

De lo primero que nos dimos cuenta es de que efectivamente, la llave de sacar las tuercas es una mierda como bien dices. Así que mi progenitor me "apañó" una llave con un mango mucho más largo, con el que gracias a la ley de la palanca, logro aflojar las tuercas (pisando el mango con un pié y apoyando todo el peso que puedo). Es un proceso laborioso, pero al menos, se logra el objetivo.

El gato efectivamente es una mierda, y en cuesta, si no tienes nada pa calzar el coche... en fin.

La última vez que pinché, un espontáneo me recomendó un espray que hincha la rueda para que te aguante hasta llegar a un garage o gasolinera.

Yo me pienso pillar uno de esos. También me hacía ilusión un gato hidráulico, pero son mu grandes.

Joé, ahora que lo pienso, he pinchado 3 veces en mi vida y las tres han sido en cuesta abajo... lo que yo te digo, Murphy.

fedellon dijo...

Habrá tenido algo k ver la muñeca inquietante....

akiestoiyo dijo...

medios de transporte movidos por motores de combustion interna y derivados del petroleo,menudo atraso,que ya estamos en el S-XXI,donde estan esas maravillosas maquinas de teletransporte que nos prometian??

O pipeiro dijo...

La verdad es la tercera vez en cuatro meses que pincho. Y siempre por culpa de unas puntas: ¿será que paso al lado de una carpintería o alguien que me tiene manía?

A fedellón: lee la introducción, a mi me viene la duda de si Julia (así se llama la muñeca) tiene algo que ver. Pero ella se merece un post entero, ahora estoy estudiando su influencia, pero pronto, amigos, compañeros de la nave del misterio, resolveremos esta inquietante cuestión que ronda por nuestras cabezas. ¿Quién es Julia?

akiestoiyo: tienes tema para un post con tus reflexiones.

akiestoiyo dijo...

me halagas demasiado llamando reflexiones a lo que son simples divagaciones sin ningun sentido estructurado que de vez en cuando transitan por el mundo de ideas dispersas que llenan mi consciencia .................. a todo esto ................ de que estabamos hablando?? xD

Gelines dijo...

Yo pinché dos veces en la bici por culpa de las puntas! las odio!!!!

Por cierto, no quiero oíros hablar mal de los gatos, que me encantan... miau! ah, que no son esos gatos?

Tampoco quiero oír hablar de coches en un mes o dos: 200 euros que me dejé esta semana en un rodamiento, un capuchón del palier, alinear la dirección (Pakito tiraba pa la izquierda, je, je...) y unas pastillas de freno nuevas. En fin...

Exiliada en Canarias dijo...

El espontaneo del espray fue mi padre q no recuerdo como pero el coche lo tenía yo, y tengo q reconocer q el spray funcionó pq el coche llegó al Cuvi sano y salvo. Por cierto, hace ya 10 años de eso? me siento vieja.

Tb recuerdo otra vez q pinchamos con tu coche, era llendo a un parque nacional en Portugal (no recuerdo el nombre) y ese dia descubrimos q el gato en portugues se llama "macaco" ufff q recuerdos! (pq no fue a mi a quien le toco usar "o macaco" q sino...)

Exiliada en Canarias dijo...

Por cierto, esa vez era cuesta arriba ;-)

tekilita dijo...

Ahí os dejamos exiliada y yo un arma, queridos chicos, para contraatacar a una reprimenda feminista:
Rueda pinchada en el culo del mundo, sol de mil demonios, chicas sentadas en el arcén, en el césped a la sombra (sólo nos faltaba abanicarnos contemplando el "show") mientras chicos se van a pedir un gato (o mamaco) y seguidamente cambian rueda.

Exiliada en Canarias dijo...

Chicos no, en realidad fue uno sólo... aún más trabajo! (Esa escena es familiar para mi, se repitió volviendo de Valencia, solo q entonces eran 2 chicos los q cb la rueda y 3 chicas las q nos cachondeabamos)