miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cinema Pipeiro IX

Se suele decir que las adaptaciones de libros a películas nunca son buenas. Este comentario popular es una generalización fácil y falsa. Cierto es que si te gusta un libro, difícilmente la película te va a gustar más, sobre todo si buscas lo mismo que sentiste con la lectura, y no, una nueva visión de la misma. Pero, para contradecir este dicho popular, solo hay que observar que una gran mayoría de las mejores películas de la historia están basadas en novelas.

Lo cierto es que la fidelidad al texto suele ir en contra de la calidad. Hay libros muy largos que al intentar reflejar todo su contenido en su versión cinematográfica se hacen auténticos bodrios (véase Alatriste de 2006 del, quitando este filme, espléndido director Díaz Yanes).
Otra cuestión es la dificultad de adaptar el escenario imaginado por el autor y el lector, no todo el mundo tiene el dinero y el tiempo que tuvo Peter Jackson con El señor de los anillos (The Lords of the Rings, 2001).
También hay veces, pocas eso sí, en que las películas ganan a sus predecesoras versiones escritas. Se me ocurren dos ejemplos: la novela, a ratos apasionante y a ratos farragosa, de Umberto Eco de El nombre de la Rosa, se convirtió en un gran film (Le nom de la rose, 1986 de Jean-Jaqques Annaud); y el ejemplo más claro, donde una mediocre novela de Mario Puzo se convierte en una de las más grandes películas de la historia, sino la más, El Padrino (The Godfather, 1972) de Coppola.

Todo este rollo viene a cuento por dos películas que quiero comentar, adaptaciones de novelas:

La ceguera (Blidness, 2008). Adaptación de la novela de José Saramago de "El ensayo de la ceguera".Una curiosa epidemia de ceguera sacude un país. Las primeras víctimas son encerradas, y allí se darán todo tipo de atrocidades, mientras en la calle dominará el caos y el terror...
Magnífica novela del nóbel portugués que mientras leía llegue a pensar que podría ser buen argumento para una película. Ahora bien, pensé que alguien en Hollywood cogería una gran novela y la convertiría en una peliculilla de pseudoterror, me parecía imposible poder reflejar ese ambiente macabro con fidelidad. Pero resulta que sí lo han logrado. El magnífico director de Ciudad de Dios y de El Jardinero Fiel, Fernando Meirelles, hace una excelente adaptación del libro. Protagonizada, entre otros, por Julianne Moore y Gael García Bernal, este último en un papel aterrador. Gran ambientación.

Gomorra (2008). Adaptación de la novela homónima de Roberto Saviano, trágicamente popular por estar amenazado por la Camorra napolitana. Poder, dinero y sangre: estos son los valores a los que los residentes de la provincia de Nápoles y Caserta tienen que enfrentarse cada día. Este film dirigido por Matteo Garrone recibió el gran premio del jurado en el pasado festival de Cannes. Resumo dos críticas profesionales:
"Cuenta con realismo y veracidad alarmantes la imposibilidad de escapar de ese imperio maléfico, de víctimas y verdugos intercambiables, del control que ejerce la Camorra en todos los aspectos de la existencia." (Carlos Boyero: Diario El País)

"Obra maestra (...) no hay concesiones al morbo o al sentimentalismo, ni siquiera búsqueda de redención: sólo hay realidad, una realidad angustiosa, demoledora y dolorosa (...) Puntuación: ***** (sobre 5)." (Alberto Luchini: Diario El Mundo)

6 comentarios:

O pipeiro dijo...

Antes que nadie me lo diga, ya sé que me quedó un post muy largo (y ya sé que cuando escribo mucho nadie lo lee). Perdón.

akiestoiyo dijo...

¿mediocre novela "El Padrino"? Un respeto a Don Mario Puzo!!

Buenas películas tambien suelen salir de los libros de Nick Hornby como "Alta Fidelidad","Fever Pitch" (la original inglesa del 97,no el remake usa de 2005)o incluso "About a Boy "(Un Niño Grande,en español).

Gelines dijo...

La última película que he visto adaptada de un libro ha sido la de 'El niño del pijama a rayas'. La verdad es que es fiel en la idea de la novela y que los personajes no pueden ser mejores. Pero hay ciertas diferencias notables entre los de la película y los del libro. Además, en la novela está mucho mejor tratada la trama final (que es la más importante y que no voy a desvelar, por si acaso), mientras que en la cinta es un poco precipitada y te quedas con ganas de más.
Aún así, merece la pena. Pero yo no soy muy objetiva en estos temas, porque me he tragado muchísimos libros en mi vida y no cambio la lectura por el cine. Sólo en contadas ocasiones.

O pipeiro dijo...

'El niño del pijama a rayas' es un claro ejemplo de que la versión cinematográfica no debe ceñirse siempre al libro, ya que el ambiente de fábula y el misterio que da la ingenuidad del protagonista en la novela, se pierde al ver la realidad en imágenes.
Aún así, deberían o bien haberse basado en el libro para hacer una película con una versión libre diferente, o centrarse más en la visión del niño; pero para mí, le falta muchísima calidad a la película para poder reflejarlo, ya que no deja de ser una versión fácil y lacrimógena, no está mal como telefilm de sábado por la tarde en Antena3, pero que no está a la altura en calidad (dejando al margen el argumento) a la novela, que sorprende al lector por su sencillez y porfundidad.

Exiliada en Canarias dijo...

"El ensayo sobre la ceguera" me gustó mucho cuando lo leí (aunque no es para nada la clase de libro q suelo elegir :P los q me conocen saben por donde tiran mis gustos...), no sabía q habían hecho una peli, habrá q verla y ya os comentaré q me parece.

Un saludo.

O pipeiro dijo...

A ver, el libro de Saramago, como no, está muchísimo mejor. Lo que me sorprendió es que Meirelles consiguió reflejar en la película el ambiente del libro, y no se limitó a hacer una simple película comercial